Detuvieron a los dos hombres  acusados de haber seducido en un boliche gay del centro porteño a un joven de 28 años a quien le invitaron cervezas con somníferos para llevarlo adormecido a un domicilio del barrio de Almagro, donde lo violaron y le robaron, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

La investigación, que culminó con la detención de los imputados de 47 y 19 años, estuvo a cargo de la fiscal en lo Criminal y Correccional 4, Cristina Camaño, y de los detectives de la División Delitos Contra la Salud de la Policía de la Ciudad, quienes ahora analizan otros hechos similares para determinar se trata del mismo dúo.

 


La fiscalía, a través del sitio Fiscales.gob.ar, informó que el caso puntual por el que están detenidos ocurrió la madrugada del 22 de febrero, en el local bailable "Punto C", ubicado en Cerrito y avenida Santa Fe, del barrio de Retiro.

Allí, dos hombres se le acercaron a la víctima y lo invitaron a beber una cerveza, luego de lo cual comenzó a sentirse mal.

Ante esa situación, estos hombres primero le ofrecieron a la víctima llevarlo a un hospital pero subieron a un taxi y lo llevaron a la casa de los ahora imputados, en la calle Rawson al 300, de Almagro.

Según la denuncia, allí la víctima fue adormecida, esposada y abusada sexualmente por los acusados.

Cuando el damnificado despertó, alrededor de las 9 de la mañana, logró escapar del lugar y se dirigió inmediatamente hasta la fiscalía interviniente, donde realizó la denuncia.

La fiscal Caamaño encomendó la investigación a los detectives de Delitos Contra la Salud, quienes se entrevistaron con la víctima y con la descripción física y otros datos que aportó, lograron llegar a dos departamentos de la calle Rawson al 300 donde podrían haber ocurrido los hechos.

A pedido de la fiscal y con orden del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 30, la Policía de la Ciudad allanó primero el boliche "Punto C", también llamado "Diversia Cultural", y luego esos dos domicilios de la calle Rawson, donde detuvo a los sospechosos de 47 y 19 años.

En los procedimientos, se incautaron dos bolsas con preservativos, juguetes sexuales, un frasco con pastillas de melatonina de 5 miligramos -una droga natural que induce al sueño y que aparentemente es la que utilizaban para dormir a sus víctimas-, y otros elementos de interés que serán sometidos a estudios de ADN para cotejos de patrones genéticos.
La Justicia y la Policía de la Ciudad creen que los imputados podrían haber actuado en otros hechos similares.

Fuentes policiales indicaron que el modus operandi de esta organización delictiva consistía en seducir a los damnificados para luego llevarlos a un domicilio o a sus propios hogares para drogarlos con algún somnífero en un trago y, ya en estado de inconsciencia, abusarlos sexualmente y robarles sus pertenencias y elementos de valor. 

Fuente: Télam