La tranquilidad del primer domingo del año quedó destrozada cuando, en los Bosques de Palermo, un conductor atropelló violentamente a cinco ciclistas que paseaban por la plaza. En el medio del desastre, mientras los transeúntes socorrían a los heridos, un testigo grabó al conductor del auto mientras agarraba sus cosas y, sin mirar atrás, huía de la escena.

La tragedia sucedió cerca de las nueve de la mañana a metros de la Avenida Dorrego. De acuerdo con testigos, el automovilista, que manejaba por la avenida Figueroa Alcorta, de repente perdió el control de su Ford Focus rojo, chocó contra un cartel de tránsito y se subió a la bicisenda, embistiendo en su camino a un considerable grupo de personas que paseaban por la zona haciendo ejercicio.

 

En el video de poco más de 30 segundos capturado por uno de los testigos de la tragedia, se puede ver como el conductor, intacto luego del choque, sale de su vehículo y empieza a emprender la huida. Junto con las dos mujeres que lo acompañaban, el hombre identificado como José Carlos Olaya González, de 29 años, sacó sus pertenencias del auto y emprendió la huida.

Mientras el conductor recolecta sus pertenencias del asiento y el baúl del auto estrellado, se escucha la voz de la persona detrás de la cámara: "¡No se van... ehh! Ahí le voy a pedir a la policía...", advirtió el testigo. Lejos de perturbarse por la amenaza, el joven termina de juntar sus pertenencias, se pone la mochila al hombro y se aleja del desastre a pie. "Flaco...flaco...flaco; ¡vení para acá!", grita el testigo, antes de cortar el video.

 

A diferencia de sus dos acompañantes, quienes dieron sus declaraciones a la policía antes de ser puestas en libertad, Gonzáles se alejó de la escena con prontitud. Observando las botellas de alcohol que se encontraban en el piso del vehículo, la policía sospecha que fue un intento de evitar realizar el test de alcoholemia, que de dar positivo agravaría aún más su causa.

Luego de abandonar la escena del desastre, Gonzáles se subió a una camioneta Jeep color negra, de patente IED 733, que lo había ido a buscar para emprender su huida. Gracias a los testimonios de los testigos, la Policía de la Ciudad pudo ubicar el vehículo en el sistema de Alerta Temprana del Anillo Digital, y 40 minutos después detectaron el Jeep en el barrio Avellaneda.

El conductor fue imputado por homicidio culposo.

En colaboración con la Policía de la Provincia, realizaron el arresto de Gonzáles y otros tres acompañantes que se encontraban en el Jeep. El caso quedó a cargo de la Unidad de Flagrancia Norte, bajo la Dra. Natalia Pla. González quedó imputado por homicidio culposo y los otros tres ocupantes de la camioneta, identificados como Patricio Daniel Valiente, de 30 años; Lucio Valiente, de 20; y Fernando Ezequiel Escobar, de 29 años, fueron imputados por encubrimiento.

Ver comentarios