La provincia de Buenos Aires registró 1.263 abusos sexuales durante el año pasado, cifra que la posicionó en el primer lugar en todo el país, seguida por Mendoza, con 384 casos denunciados, y Salta, con 290.

El Ministerio de Seguridad de la Nación presentó las estremecedoras cifras, las cuales sirven para relevar el problema a nivel nacional. En este contexto, sin embargo, la relación con la cantidad de habitantes hace que Salta tenga la segunda tasa más alta del país con 21 casos por cada 100.000 habitantes, solo por detrás de Misiones, provincia que presenta un caso más.

En territorio bonaerense, durante el último año las denuncias por abuso sexual crecieron 11%. Datos oficiales, además, señalan que el 53 % de los abusos ocurren en el hogar de la víctima, el 18% en la vivienda del agresor, y el 10 % restante en la vivienda de un familiar. Asimismo, el 47% de las víctimas tiene entre 6 y 12 años, y el 25% entre 13 y 17 años.

Según la Dirección de Orientación, Acompañamiento y Protección a Víctimas, se notificaron 228 casos de abuso infantil durante el año pasado, cifra que corresponde sólo a los casos denunciados en las fiscalías porteñas.

De acuerdo con el último informe del Programa Las Víctimas contra la Violencia, que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, en el período comprendido entre enero y diciembre del 2017, hubo al menos 1024 víctimas de abuso sexual infantil en la Argentina, un 40% más que el año anterior.