Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Las autoridades policiales y de la Justicia investiga la muerte de una ciudadana paraguaya, quien pereció tras ser baleada en la cabeza por su marido- un carnicero de igual nacionalidad- a quien se le habría escapado accidentalmente un disparo mientras manipulaba arma de fuego, en la localidad bonaerense de Bernal, en el partido de Quilmes.

Al respecto, los voceros del departamento judicial de Quilmes revelaron a cronica.com.ar que el sangriento hecho se produjo en una finca situada en Coronel De Pinedo al 700, entre Sargento Cabral e Ituzaingó, donde dejó de existir de manera instantánea la infortunada víctima, identificada como Evarista Alvarez Ríos.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, la tragedia ocurrió cuando el esposo de la extranjera, llamado Eugenio Galeano Bernal, habría comenzado a manejar una pistola Taurus 9 milímetros en el interior de la casa, oportunidad en la que el arma se habría accionado en forma accidental y un proyectil impactó en la región craneana de la damnificada.
Trascendió que, al momento del episodio, se hallaban en la vivienda los 2 hijos de la pareja, de 24 y 19 años.

Versiones sostienen que el individuo compró la pistola en 2012, aunque aparentemente jamás habría tramitado la tenencia de la misma.

Galeado Bernal -quien afirmó que estuvo 25 años de matrimonio con Alvarez Ríos- trabaja de carnicero en un comercio ubicado en el barrio porteño de Palermo.

Pesquisas policiales correspondientes a la comisaría de Bernal (2a de Quilmes) se encargan de aclarar el tremendo suceso.