Por María Helena Ripetta
mripetta@cronica.com.ar

La causa estaba cerca de la prescripción, el 27 de octubre se cumplen 15 años del homicidio de María Marta García Belsunce en su casa del country Carmel en Pilar. Ayer fueron llamados a indagatoria Nicolás Pachelo y su ex esposa, Inés Dávalos Cornejo, como sospechosos de ser los autores del crimen.

"Estoy súper emocionado de que se pueda seguir la investigación" dijo a Crónica el viudo Carlos Carrascosa, tras enterarse de que los fiscales de Pilar, Andrés Quintana y María Inés Domínguez, citaron a Pachelo para el 17 de octubre y a su ex mujer para el 13, a quien se le pedirá que se someta a un cotejo de ADN.

El viudo habló en exclusiva con Crónica TV sobre sus sentimientos ante el llamado a indagatoria de los que siempre considero los principales sospechosos del crimen de su esposa recordando que "en un momento dije no creo mas en la justicia. Ahora felicito a los dos fiscales. Hoy lloré como un chico".

“Yo prometí darle algo a mi mujer antes de morir, una punta. El solo hecho que se reabra la investigación es importante. Esto es nada mas que poner las cosas en su lugar” afirmó Carrascosa, y al ser consultado si le iniciaría juicio al estado por los años que estuvo injustamente preso, señaló que”hay que ver como sigue la investigación. De esto no quiero sacar dinero, solo quiero saber quien mató a mi mujer”.

"Cuando estaba adentro me sentía con iguales.Yo compartía celda con uno que estaba condenado a perpetua. Pero nunca pensé en quitarme la vida. En la cárcel hacia un programa de radio. Lo que estaba preso era mi cuerpo, no mi alma. Es raro estar libre" concluyó el viudo de María Marta.

"Estoy muy conmovido, hace 15 años que esperábamos esto. Esto sí es justicia”, dijo a Crónica por su parte John Hurtig, hermano de la víctima y condenado por encubrimiento; la sentencia está apelada.

Los fiscales Quintana y Domínguez, al mes de que el Tribunal de Casación bonaerense absolviera en diciembre del año pasado a Carrascosa del homicidio y del encubrimiento, fueron designados especialmente por la Fiscalía General de San Isidro para que investiguen la causa.

Los fiscales trabajaron sobre los 41 cuerpos del expediente, además de nuevas testimoniales que tomaron ellos. Según allegados a la investigación, el expediente contaba con dos hipótesis posibles, una la de la familia y otra la del vecino y su entonces mujer, según fue investigada como era debido por el fiscal original del caso, Diego Molina Pico.

Tras el análisis del expediente y las testimoniales, llegaron al pedido de indagatoria para la pareja, y no encontraron nada que involucre al personal de seguridad del country. Para los investigadores, el entonces matrimonio estaba dentro de la casa para robar, cuando María Marta regresó antes de lo esperado y los descubrió.

Ahí se habría intentado defender y la habrían asesinado porque los podía identificar. Dávalos y Pachelo serán indagados por el delito de homicidio criminis causa -es decir, el que se comete para ocultar otro delito-, agravado por el uso de arma de fuego.

Por ahora no hay pedido de detención, ya que desde la Justicia se consideró que ambos estuvieron a derecho en el expediente