El abogado Rubén Carrazzone, detenido el martes pasado por el femicidio de su mujer Stella Maris Sequeira, desaparecida desde diciembre de 2016, terminó hoy su indagatoria ante el fiscal y el juez federales de la causa, reiteró su inocencia y solicitó su excarcelación, informaron fuentes judiciales.

La declaración comenzó a las 13 y terminó minutos después de las 17, en los tribunales federales de Lomas de Zamora, donde el acusado estuvo asistido por uno de sus defensores particulares, el abogado Sergio D’Amico.

Carrazzone (62) ya había sido indagado durante cuatro horas por el fiscal Leonel Gómez Barbella y el juez Alberto Santa Marina, quienes pasaron a un cuarto intermedio hasta hoy para poder concluir con la diligencia.

Las fuentes judiciales informaron que al término de la indagatoria, el imputado solicitó su excarcelación, la cual será resuelta en las próximas 24 horas por el magistrado.

El defensor D’Amico explicó que al ser abogado penalista, Carrazzone también fue aceptado por la justicia para ejercer su propia defensa técnica junto a él y su colega Leonardo Martínez Herrero.

Según el letrado consultado, la indagatoria de esta tarde se centró principalmente en las relaciones entre Carrazzone, Sequeira (60), la hija de ésta, Solange; el ex convicto Miguel Ángel Franco -procesado por encubrimiento- y un tal Pai Pepe.

El acusado declaró que el 1 de enero de 2016 -casi tres días después de la desaparición de su mujer- se encontró con Franco porque éste supuestamente conocía a dicho Pai al que Sequeira presuntamente acudía porque quería ver a su nieto y su hija no se lo permitía debido a que ambas mantenían desde hacía años una relación “tortuosa” y “mala”.

En ese sentido, Carrazzone aclaró que fue así que Franco se enteró que Sequeira estaba desaparecida y así decidió simular el secuestro extorsivo de la mujer, pero que él no tuvo nada que ver con esa maniobra, indicó D’Amico.

El defensor señaló que en otro tramo de la indagatoria, Carrazzone aseguró que no existían antecedentes de violencia de género ni doméstica entre él y su mujer, y citó a por lo menos cinco persona del entorno de ambos que podrían corroborar sus dichos.

Y en ese contexto, el imputado contó que él presenció cómo en una oportunidad la hija de Sequeira golpeó a ésta.

Ayer, el imputado había declarado sobre lo sucedido los días 29, 30 y 31 de diciembre de 2016, antes de que él realizara el 1 de enero por la tarde la denuncia por el supuesto secuestro extorsivo de su mujer.

Según el abogado, alrededor de las 16.30 de aquel 29 de diciembre, él estaba en su casa ubicada en el barrio El Ombú del partido de Ezeiza, en la que convivía con Sequeira, cuando ésta llegó en su Volkswagen Vento y charlaron unos 40 minutos.

Luego, él se retiró a sabiendas de que esa noche su mujer saldría con amigas, aunque acordaron que al día siguiente ambos cenarían juntos por el cumpleaños de ella en un restorán de Cañuelas.

El acusado declaró que cuando el 29 regresó a su casa, cerca de las 21, su mujer ya no estaba y advirtió que en la cocina faltaba una mesa de plástico, un juego de tazas y un cesto de basura, aunque estos faltantes no le llamaron la atención, por lo que después de cenar se acostó a dormir.

Carrazzone explicó también que el 30 realizó sus tareas con normalidad y por la noche fue hasta el restorán elegido y, como estaba cerrado, intentó comunicarse con Sequeira pero ella nunca le contestó.

Finalmente, el abogado contó que el 31 fue a denunciar lo ocurrido a la comisaría de Villa Unión, donde el personal policial le pidió que primero recabara más información, por lo que se dirigió a los domicilios de una amiga y una hermana de Sequeira.

Sin embargo, al no obtener ninguna novedad sobre el paradero de su mujer, Carrazzone regresó a la misma seccional y a la madrugada siguiente radicó formalmente la denuncia por averiguación de paradero.

El penalista fue aprehendido anteayer al mediodía cuando daba notas a la prensa en la vereda de los tribunales federales de Lomas de Zamora y mientras aguardaba junto a uno de sus abogados que el juez Santa Marina resolviera un pedido de exención de prisión.

Fuente: Télam