Una banda de clonadores de tarjetas fue detenida por la policía. Los cuatro hombres son de nacionalidad brasileña y los atraparon cuando colocaban un dispositivo en un cajero automático de un banco ubicado en Palermo Soho. La División Fraudes Bancarios recibió una denuncia del banco ICBC ya que sus técnicos observaban actividades irregulares en los cajeros automáticos ubicados en la avenida Córdoba al 4700.

De esta manera, los agentes comenzaron a investigar y gracias a las tareas realizadas se pudo observar cómo dos hombres colocaban un dispositivo electrónico en un cajero y minutos más tarde se acercaron otras dos personas que comenzaron a calibrar el aparato.

Ante esta situación, los efectivos demoraron a las cuatro personas de nacionalidad brasileña, quienes se movilizaban en un vehículo con patente de Brasil. Al consultar con el Juzgado Nacional Criminal y Correccional N° 58 a cargo de Rita Acosta, se dispuso el traslado de los cuatro imputados a la dependencia de la Comuna 12.

Tanto el automóvil con el que se trasladaban los delincuentes como el aparato que utilizan en los cajeros fueron secuestrados como prueba para la investigación. Hay que recordar que hace sólo una semana la Policía de la Ciudad detuvo a un "pescador" de tarjetas de débito, que había colocado un dispositivo para clonarlas.

El hecho ocurrió también en el barrio de Palermo y el arrestado, como en el caso anterior, era brasileño. En esta oportunidad, personal de la Comisaría 53 fue alertado por la presencia de dos hombres en actitud sospechosa que habían ingresado a los cajeros de un banco en la calle Cerviño al 3700 siendo observados por las cámaras de seguridad de la entidad bancaria.

De inmediato los agentes se dirigieron al lugar y pudieron constatar que efectivamente los sujetos habían colocado un dispositivo tipo "pescador" dentro de la terminal electrónica. Minutos después los oficiales pudieron observar salir de una cafetería frente al banco a un hombre vestido de la misma manera de la descripta por los operadores de las cámaras de seguridad.

Rápidamente dieron la voz de alto que el delincuente no acató y continuó corriendo por la calle República Árabe Siria en dirección a la avenida Las Heras, pero fue detenido a los pocos metros. Cuando fue requisado, entre sus pertenencias se encontraron dos teléfonos celulares de alta gama, un juego de llaves, una bolsa de una reconocida marca de ropa donde había cuatro trozos de cinta roja y una chapa metálica de las mismas proporciones que una tarjeta de débito.