En la localidad bonaerense de Villa Bosch, un hombre de 68 años fue detenido por los efectivos policiales, al estar acusado de ser integrante de una peligrosa banda dedicada a consumar entraderas. El sexagenario, que resultó capturado mientras se hallaba en un banco para cobrar su jubilación, trabajaba en tareas de jardinería y, de esta manera, ingresaba a las casas de diversas víctimas para estudiar sus movimientos y luego proporcionarle los datos a los otros miembros de la gavilla.

Voceros del departamento judicial de San Martín revelaron a cronica.com.ar que el individuo, de 68 años, fue apresado por los servidores públicos de la comisaría de Villa Bosch, en una entidad bancaria situada en Santos Vega al 5800, en el citado distrito, en el noroeste del conurbano provincial.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, en esos momentos el acusado se disponía a percibir sus haberes jubilatorios. Trascendió que el mencionado sujeto comenzó a ser investigado debido a un fatal asalto ocurrido el 30 de enero pasado.

 

Aquel día, en horas de la madrugada, tal como cronica.com.ar publicó en forma exclusiva en su momento, dos ladrones, armados y encapuchados, intentaron reducir a un anciano, de 79 años, y a su esposa, de 78, quienes habían arribado, en un Ford Fiesta, a su finca, ubicada en calle 17 de Agosto al 1600, entre Panamá y San Guillermo, en Martín Coronado.

Sin embargo, el septuagenario se resistió a este ilícito, oportunidad en la que entabló un forcejeo con uno de los malvivientes, quien se hirió de bala al dispararse accidentalmente el arma de fuego que empuñaba. El maleante, identificado como Sergio Daniel Fernández, de 44 años, cayó muerto a 70 metros del inmueble, en 17 de Agosto al 1500.

Miembros del Comando Patrulla (C.P.), al ser convocados al escenario del episodio por un llamado al número telefónico de emergencias 911, incautaron, en poder del fallecido, una capucha negra, una pistola Llama Max calibre 40 y una mochila negra, que tenía en su interior varios precintos plásticos y un revólver 32 largo Smith y Wesson.

 

Por su parte, los peritos de la Delegación San Martín de la Policía Científica determinaron que el asaltante había perdido la vida al ser alcanzado por el proyectil en la pierna izquierda, el cual le había afectado la arteria femoral.

Los uniformados, además, encontraron una escopeta Rexio 12.70, carente de numeración, cargada con dos cartuchos de goma y tres municiones de guerra, que esos maleantes habían escondido en el patio de la vivienda de los damnificados.

 

Basándose en una serie de investigaciones, los pesquisas de la seccional averiguaron que el matrimonio agredido era vecino del jubilado, quien los había entregado a sus cómplices, al igual que a otras personas del vecindario, a cuyos domicilios ingresaba con frecuencia gracias a la excusa de efectuar trabajos de jardinería.

Intervinieron en la causa, que fue caratulada “Homicidio y robo agravado por el uso de arma de fuego”, la doctora Alejandra Burgues, fiscal de la Unidad Funcional N° 1, y el Juzgado de Garantías N° 2, ambos pertenecientes a los tribunales de San Martín.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios