Luis Oscar Chocobar, el oficial que le salvó la vida a un turista estadounidense que paseaba por el barrio porteño de La Boca, el último 8 de diciembre, cuando fue asaltado por dos delincuentes, y apuñalado diez veces durante el suceso, pudo conversar con Crónica TV tras el fallo del juez Enrique Gustavo Velázquez, quien lo procesó y embargó con 400 mil pesos.

Consultado sobre la decisión del juez, Chocobar expresó que se siente "devastado por todo lo que está pasando. Y agregó que "en estos momentos, estoy entrando al servicio, levantando el ánimo con la gente que me apoya, tanto jefes como compañeros". "Mis jefes me están apoyando, desde el primer momento. Hasta el propio ministerio de Seguirdad me provee dos abogados", remarcó.

Además, el uniformado destacó: "Me siento defraudado por la Justicia, te dejan de lado, y la verdad no es bueno, te bajan los brazos, te deja anímicamente un poco triste".  Por otro lado, manifestó que "siempre" intentó "hacer lo correcto", que no es de "juzgar a las personas" y confió en que "todo va a cambiar".

Por otro lado, Chocobar también reveló que sufrió amenazas y fue hostigado en la alcaidía 28.

Al finalizar la entrevista, se le preguntó a Chocobar si a pesar de todo lo que está viviendo, en caso de que se le presente una situación similar, actuaría de la misma forma. Al respecto, el oficial aclaró que "volvería a defender una vida".