Tiene cinco causas, una por violación, privación ilegal de la libertad y daño y otra por grooming con menores; insultó a una fiscal y su ayudante y a policías; rompió los papeles de una orden judicial; tiene una denuncia ante el Inadi por la discriminación de la que hizo gala en un video que difundió en las redes fumándose un porro y denigrando a todas las mujeres, fue al aeropuerto de Ezeiza con la intención de irse del país aunque ni pasajes tenía; su propio padre pidió su internación en un psiquiátrico y pese a todo eso la Justicia decidió liberar al hijo de la fiscal.

Rodrigo Eguillor salió este jueves al mediodía tras pasar la noche en la Alcaidía III de La Plata por la causa que se le sigue por coacciones agravadas y resistencia a la autoridad en Lomas de Zamora.

El joven estuvo alojado en el pabellón I, el de los detenidos por abuso sexual, en la celda número 1, solo.

”Llegó muy asustado no sabiendo dónde se encontraba, pero se lo tranquilizó”, relataron los informantes y añadieron que “luego cenó guiso de fideos”.

Eguillor “llegó y se bañó, pero desde el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) tuvieron que darle elementos de higiene ya que no tenía pertenencias, llegó sin nada” y apuntaron que “nadie se acercó o se comunicó para saber sobre él”.

Tuvo un par de contactos con una psicóloga y con un médico, que lo asistió por una fractura que tiene en una de sus piernas.

A otros internos les confesó que está peleado con su mamá, la fiscal Paula Daniela Martínez Castro y aseguro que tiene mejor relación con su papá, aunque el hombre nunca pidió autorización para ir a verlo.