El fraude ocurrió en la tarde de este lunes en la casa de la víctima, en Rosario. Una mujer se hizo pasar por su nieta, la llamó por teléfono y le preguntó de manera insistente el lugar en el que se encontraban los ahorros que le había dejado su esposo fallecido. 

A pesar de que a Ángela le llamó la atención de que su nieta la llamara "abuela" y no "nona" como lo hacía habitualmente, decidió acceder al pedido persistente de que entregara el dinero a un hombre que iba a pasar por la casa.

"No le pregunté para qué necesitaba el dinero. Con las cosas que pasan entre el corralito que dicen que viene y todo eso ni le pregunté", explicó al Canal 3 local.

"No le pregunté para qué necesitaba el dinero. Con las cosas que pasan entre el corralito que dicen que viene y todo eso ni le pregunté".

Finalmente la falsa nieta convenció a la mujer de decirle que el dinero se encontraba oculto en un rincón de la cocina, y le dijo que por la casa iba a pasar a buscarlo un amigo. 

Para distraer a Ángela, la desconocida le dictó una serie de números y claves, que pertenecerían a la cuenta en la que iba a ser depositado sus ahorros.

Poco después llegó un hombre y la dueña de casa le indicó donde se encontraba el dinero para no agacharse debido a los problemas de salud.

LEE TAMBIÉN: " Cuento del tío" versión "corralito": alertan sobre nueva modalidad de estafa

Una vez que se apropió de los tres millones de pesos, el desconocido se despidió y se fue un en auto de color blanco que pasó a buscarlo por la puerta del domicilio de la damnificada.

"Eran los ahorros de toda la vida que me dejó mi esposo, que falleció hace un tiempo", se lamentó la mujer.