Matías Messi, hermano del delantero de Barcelona, Lionel Messi, fue condenado a dos años y seis meses de prisión de ejecución condicional, en una causa por portación ilegal de arma de fuego, por lo que ahora deberá realizar tareas comunitarias.

Matías recibió la notificación del fallo dictado por el juez Juan Andrés Donnola en la sala de audiencias número 10 del Centro de Justicia Penal de la ciudad de Rosario.

El hermano del futbolista fue imputado por el delito de portación ilegítima de arma de fuego a raíz de que le fuera incautada una calibre 380 automática, tras un accidente náutico donde resultó herido en noviembre del año pasado.

Messi, que negó ante el juez la posesión del arma, deberá concurrir todos los jueves al Club Leones para dictar clases de fútbol, de acuerdo con lo publicado por La Capital de Rosario.

El incidente ocurrió el pasado 30 de noviembre en el Club de Pescadores de Fighiera, cuando el hermano mayor del astro del fútbol mundial pidió ayuda tras haber chocado con la lancha en la que navegaba contra un banco de arena.

Cuando la Policía arribó al lugar encontró en la lancha múltiples rastros de sangre y un arma de fuego, una pistola calibre 380.

Tras el hallazgo del arma y luego de varias horas de haber sido citado sin éxito, se libró una orden de detención y se lo detuvo como imputado, aunque no fue a prisión sino a una clínica privada, donde se repuso de sus heridas, siempre bajo custodia.

El pasado 19 de diciembre, dos semanas después de ser detenido, Matías Messi quedó en libertad tras el pago de una fianza de 2 millones de pesos, aunque se mantuvo procesado bajo el cargo de "tenencia ilegal de arma de fuego", con prohibició. para salir del país.