Los estudios histopatológicos de Débora Pérez Volpin confirmaron la perforación en el esófago a 5 centímetros del hueso hioides. Esta lesión generó el neumotórax y demás complicaciones que terminaron en la muerte de la periodista, el 6 de febrero último durante una video endoscopia en la clínica La Trinidad de Palermo.

Fuentes judiciales informaron que a las 15 hs. la familia, querellante en la causa, realizará una conferencia de prensa en el salón Montevideo de la Legislatura porteña, donde darán detalles de las conclusiones. 

En tanto, la causa por la muerte de Pérez Volpin todavía no tiene imputados. Desde el 23 de marzo, el expediente quedó en manos del juez Carlos Bruniard, por la renuncia solicitada el 19 por el primer magistrado que entendió en el episodio, Gabriel Ghirlanda. Desde el entorno de Ghirlanda explicaron que el juez solicitó renunciar a la subrogancia del juzgado Criminal y Correccional N° 57 para concentrarse en un juicio oral pendiente.

Fuente: Télam