Este sábado, en el municipio chaqueño de Corzuela, una niña de 3 años fue admitida en un hospital tras haber ingerido veneno. La menor de edad llegó al hospital municipal junto a su madre a las 8 de la noche, presentando lo que el parte policial describió como signos de "envenenamiento accidental".

Según es protocolo en casos similares, el doctor de turno que recibió a la madre e hija se contactó de inmediato con las fuerzas de seguridad, quienes despacharon un patrullero para tomar el testimonio de la madre. De acuerdo con lo informado por fuentes policiales a los medios provinciales, la madre confirmó que la niña había ingerido una sustancia venenosa.

 

 

 

 

 

La progenitora aseguró a las autoridades que el envenenamiento fue un suceso accidental. La niña fue ingresada en la sala de urgencia del hospital municipal, pero pronto tuvo que ser trasladada al Hospital 4 de Junio de la ciudad de Sáenz Peña para continuar con su tratamiento.

Por el momento, no trascendió información sobre la gravedad en el estado de salud de la niña identificada como M.H, ni el nombre de la sustancia que la llevó a la sala de urgencia.

Mató con veneno a sus cuatro hijos y quiso suicidarse cortándose el cuello con un vidrio

La madre fue arrestada y trasladada a un hospital de la zona.

El mundo sigue conmocionado por otro caso de envenenamiento infantil que dejó en alerta a las fuerzas de seguridad. El estremecedor hecho sucedió en Oaxaca, México, donde una madre envenenó a sus cuatro hijos, entre ellos un bebé, y luego quiso quitarse la vida, pero fracasó en el intento.

La mujer, identificada como Arely, puso una sustancia venenosa en la comida de sus tres hijas de 8, 5 y 2 años y la de su bebé de 10 meses. Todos los niños murieron al instante, inmediatamente después, la mujer intentó suicidarse cortándose el cuello con un pedazo de vidrio.

Los vecinos se percataron de lo ocurrido en el domicilio y dieron aviso a la policía. Cuando los efectivos llegaron a la vivienda se encontraron con los tres pequeños y el bebé tendidos sin vida sobre la cama. Los policías, al momento de buscar pruebas dentro del domicilio de la mujer,  encontraron su diario personal, donde pudieron constatar que la mujer sufría de violencia familiar y abuso psicológico de parte de su esposo.

Arely fue trasladada inmediatamente al hospital y según los reportes del personal médico, fue dada de alta y se encuentra detenida. La Fiscalía General de Oaxaca abrió una investigación con la carátula de "homicidio" y aseguró que un equipo forense acudió al lugar de los hechos para levantar los cuerpos de las víctimas, y analizar las causas de sus muertes.

Ver comentarios