Las fuerzas de seguridad abortaron la madrugada del domingo una fiesta clandestina en la localidad de Perico, a 30 kilómetros de San Salvador de Jujuy. La reunión celebraba un cumpleaños en el domicilio del barrio San Miguel a pesar de la pandemia por el Covid.

La Unidad Regional 6, según instrucciones del Juzgado Contravencional, demoró a todos los allí presentes, en total 36 menores de edad y un adulto, por incumplir las disposiciones planteadas en el marco del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO).

Voceros policiales declararon sobre el incidente: "En el lugar personal se constató que varios jóvenes bailaban, consumían bebidas y no respetaban ninguna medida sanitaria".

Los demorados fueron trasladados a la sede policial de Perico, donde los jóvenes fueron entregados a sus padres de acuerdo a lo ordenado por el juzgado de menores. Al organizador del evento se le labró el acta de sanción correspondiente.