La fiscal general de San Isidro, Beatriz Molinelli, dispuso crear un equipo especial de tres fiscales para investigar la muerte de la modelo y mediática  Natacha Jaitt en la localidad bonaerense de Benavídez, informaron fuentes judiciales. 

Por decisión de Molinelli, al fiscal original, Sebastián Fitipaldi, de la UFI de Benavídez, y a Diego Callegari, de la UFI de Violencia de Género de Tigre, se suma Cosme Iribarren de la UFI de Don Torcuato.

"Fitipaldi es el fiscal de la jurisdicción, Callegari se sumó porque ante la muerte de toda mujer hay que investigar la posibilidad de un hecho de género e Iribarren es otro gran fiscal del partido de Tigre que aportará toda su experiencia", informó una fuente judicial.

Asimismo, el propio fiscal general adjunto de San Isidro, John Broyad, y una secretaria judicial de la Fiscalía General, están coadyuvando en el trabajo de los tres fiscales.

Fuente: Télam