Esta era Maira Sánchez, la víctima de la salvaje agresión.

Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Pablo Damián Romero, el individuo que aparece sindicado como el responsable material del salvaje asesinato de la joven Maira Tatiana Sánchez, es un ex convicto que estuvo preso en cárceles de la provincia de Buenos Aires y de Jujuy.

El sospechoso, que se negó a declarar, habría matado a la víctima, de 19 años, en el interior de un templo umbanda en la localidad bonaerense de Billinghurst, en el partido de San Martín. El sujeto fue apresado en General Pacheco, partido de Tigre, al ser entregado por uno de sus hermanos a la Justicia.

Las pericias establecieron que el tremendo crimen habría sido consumado entre las 22 y las 23 del viernes pasado. Romero -un changarín de 32 años- resultó apresado en el cruce de Beauchef y Sarratea, en el denominado barrio Las Tunas, en el citado distrito, en el norte del conurbano provincial, como saldo de un procedimiento realizado en la vía pública por los integrantes del destacamento de esa zona.

Los policías de la dependencia habían sido avisado por sus pares de la comisaría de Billinghurst (5ª de San Martín), quienes habían dialogado con un hermano de Romero, que les dijo que sabía que su familiar se había refugiado en el citado barrio de General Pacheco.

De acuerdo con lo revelado por los voceros, Romero, quien vivía en la esquina de Conesa y Lavalle, en Billinghurst, tiene antecedentes por robo y se determinó que es un ex presidiario, ya que estuvo recluido en cárceles de la provincia de Jujuy y de territorio bonaerense.

A su vez, en el expediente se encuentra detenido Miguel Ángel Núñez, de 56 años, quien es pai de la religión umbanda y que se encontraba en el templo en compañía de su hermano en el momento del hallazgo del cadáver, en el patio trasero del predio, situado en Coronel Pringles al 3900. La situación de este último es analizada por los funcionarios.

Al respecto, los informantes manifestaron que la muchacha fue localizada en la tarde del sábado pasado en esa vivienda, con un cuchillo incrustado en el lateral izquierdo del cuello. La víctima padeció golpes en el rostro, presumiéndose que habría sido agredida entre las 22 y 23 horas del día anterior, según establecieron los expertos de la Policía Científica, luego de realizar diferentes pericias tanto en la occisa como en el patio en el que fue hallada.

Tenía dos hijos

Sánchez, que era madre de una beba de dos años y medio y de un bebé de un año, habría sido agredida por motivos que se intentan averiguar. Una de las hipótesis sostiene que la joven habría sido atacada en un rito de índole satánica, aunque tampoco se descarta que el ex presidiario haya matado a la muchacha por motivos pasionales y como saldo de una violenta discusión.

Autoridades policiales de la Jefatura Departamental de San Martín se encargaron de las primeras tareas investigativas. Intervino en la causa, que fue caratulada “Homicidio”, el doctor Flavio Cardigonde, fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción N° 7 del departamento judicial de San Martín.