Ezequiel Garay murió el sábado pasado tras haber pasado cinco días en terapia intensiva por deshidratación aguda durante la instrucción en la Escuela de Policía de La Rioja.

El abogado de la familia, pidió la detención inmediata de Oscar Quinteros, Cristian Brizuela, Facundo Carrión Agüero, Aynara Balinsky, Zulema Díaz y Romina Oviedo. Seis cadetes, que según la denuncia hecha por la familia, tuvieron participación activa en la ejecuión de los entrenamientos humanos.

"A medida que surgen elementos en la investigación se va a ampliar la denuncia en contra de quien sea. Y hay que diferenciar entre quienes tienen responsabilidad penal y responsabilidad civil", señaló Nicolás Azcurra, abogado de la familia Garay.

Así era el maltrato en la escuela de policías (gentileza de Clarín).

Hace una semana, 12 cadetes fueron hospitalizados con severos cuadros de deshidratación y lesiones a raíz de una intensa jornada de entrenamiento en altas temperaturas. Cinco días después uno de ellos, Garay, murió producto de una "deshidratación aguda grave, insuficiencia renal y falla multi orgánica", según indicó el resultado de la autopsia que se le realizó al cuerpo.

Por el caso, ya hay ocho oficiales detenidos acusados de "homicidio simple": el comisario mayor Nicolás Gordillo; comisario mayor Ramón Leguiza; comisario Jorge Marcelo Leguiza; Adriana Rodríguez; oficial inspector Nadia Bravo; oficial subinspector Elio Marcial; oficial subinspector Ivana Luna y oficial ayudante Marco Miranday.

Ahora, el gobernador  Sergio Casas designó nuevas autoridades de Seguridad en la provincia. El nuevo secretario será el comisario retirado José De la Fuente y actuará en reemplazo de Luis Angulo, desplazado en el cargo. Mientras tanto, Marcelino Elizondo asumirá el máximo cargo de la cúpula policial, en desmedro de Luis Páez. Además, se nombró a Alejandro Moriconi como Ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Derechos Humanos. También se dispusieron cambios en la escuela de policía.