Un hombre considerado culpable de abusar sexualmente en reiteradas ocasiones de la sobrina menor de edad de su pareja fue condenado este lunes a 15 años de cárcel por el aberrante hecho ocurrido en la localidad bonaerense de Monte Grande.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Lomas de Zamora falló de manera unamime contra el sujeto identificado como Eduardo Gastón Quirico, quien comenzó a ser juzgado a partir del 15 de junio pasado a raíz de la investigación iniciada en 2018, tras la confesión de la nena, que en ese entonces tenía 5 años.

"Le decía que nos iba a matar a mi marido y a mi, pero también la amenazaba con que si ella no le hacía las cosas que él pedía, le iba a hacer lo mismo a su hermanita más chica", contó a cronica.com.ar la madre de la niña, Laureana Benítez.

 

En base a las pruebas, el fiscal de la UFI 16 especializada en violencia de género y violencia de familiar de Lomas Andrés Santos Procopio había solicitado la pena de 17 años de prisión para el imputado.

Así lo planteó durante la jornada de alegatos, en la que el representante del Ministerio Público Fiscal expuso ante el magistrado que Quirico era autor de los delitos de "abuso sexual con acceso carnal reiterado, agravado por encontrarse a cargo de su guarda en concurso real con currupción de menores".

El acusado llegó a la instancia de juicio detenido con prisión preventiva, condición en la que se encuentra desde que se entregó a la Justicia a mediados del 2021. Ahora deberá ser trasladado a una unidad del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) para cumplir la condena.

 

Sin embago, tras la denuncia y pese a las pericias realizadas a la víctima y los testimonios recolectados en el marco de la instrucción del caso, la causa permaneció "estancada", según indicaron desde el entorno familiar de la parte damnificada.

"La verdad que el daño que hizo es irreparable, pero al menos, con esos años que le dieron va a pagar un poco", reconoció a este portal la madre de la nena abusada, Laureana Benítez.

La mujer encabezó el reclamo de justicia durante los últimos años junto a familiares víctimas de hechos similares nucleadas en una organización denominada "Madres Protectoras", con la que presenció las audiencias del proceso judicial contra el abusador.

 

De acuerdo al relato de la mamá de la menor, los abusos habrían ocurrido en el 2018, cuando Quirico vivía con la hermana de ella, en una casa ubicada en el fonde de su terreno. Situación de cercanía que habría aprovechado para cometer los actos indignantes que se le atribuyen.

Sin embargo, no conforme con ello, también habría amenazada a la nena con tomar represalias en contra de sus padres si ella confesaba la pesadilla que sufría.

Tal había sido el temor de la niña que recién se animó a confiarle a su mamá el secreto que la atormentaba cuando su abusador se fue a la provincia de Tucumán.

 

Por recomendación de un pediatra que la notaba "con actitudes violentas y extrañas", la madre la llevó a pasear a una plaza donde se enteró de lo peor.

A pesar de las graves denuncias en su contra, la pareja del hombre condenado y hermana de la denunciante todavía cree en la palabra de su pareja y sostiene su inocencia. "Ella le cree a él, a pesar de todo", comentó Benítez.

 

Por L.G.O.

Ver comentarios