Un bebé de un año se encuentra internado en grave estado tras ingresar el pasado domingo luego de aspirar “accidentalmente” cocaína en su casa.

La mamá del menor dijo que estaba cocinando cuando notó que su hijo tenía dificultades para respirar.

Cuando intentó hacerlo reaccionar, vio que donde había estado se encontraba un “papelito”, según explicó "una dosis de droga".

De inmediato, la mujer lo llevó a la guardia de un centro de salud cercano y luego lo traslado al Hospital de Niños de Tucumán. Según dijo la madre de la criatura la cocaína con la que se había intoxicado su hijo era de su hermano (el tío del menor) con problemas de adicción.

 

Según la prensa local, tras algunas contradicciones la Justicia determinó la detención de la mujer y también del padre de la víctima.

El comisario Fabio Ferreyra dijo al portal Contexto Tucumán que el padre del bebé “sería una persona conocida y nombrada en el ámbito de la venta de estupefacientes”.

 Por otra parte, Inés Gramajo, subdirectora del Hospital de Niños, confirmó que el pequeño está en grave estad que sufrió dos paro cardio respiratorios que superó luego la práctica de reanimación.

Continúa internado con asistencia respiratoria mecánica en terapia intensiva.

 

En la casa quedó una consigna policial mientras se realizan las pericias y para evitar que los vecinos tomaran represalias por lo sucedido con el bebé. 

 

 

 Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios