Un integrante de la banda " Los Monos" fue detenido este martes en Rosario como acusado de haber sido uno de los autores de una serie de ataques a balazos contra edificios públicos cometidos durante el año pasado en esa ciudad santafesina.

Se trata de Daniel Olivera, alias Chulo, quien fue capturado durante esta jornada por la tarde por personal de la Policía Federal Argentina (PFA), la esquina de Italia y Mendoza, frente al Hotel Howard Jonhson, en el centro rosarino.

"La @PFAOFicial capturó a Leandro Olivera, miembro de Los Monos y uno de los responsables de los ataques a balazos a la sedes de # Rosario tras la condena que recibieron los líderes de la banda narcocriminal", señaló la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, a través de su cuenta de Twitter.

En ese breve mensaje, la funcionaria remarcó que desde la cartera a su cargo van "¡a fondo contra las mafias de narcotraficantes y la impunidad!".

Las fuentes policiales informaron que el procedimiento estuvo a cargo de efectivos de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la PFA, y que Olivera quedó detenido a disposición de la Unidad de Gravedad Institucional (UGI), creada específicamente para investigar este tipo de balaceras.

El 26 de diciembre pasado, la Justicia de Rosario dictó la prisión preventiva para Guillermo Vieyra (23) como acusado de haber realizado tareas de inteligencia en un atentado a tiros cometido el 26 de julio de 2018 contra un domicilio de Rosario vinculado a la jueza Marisol Usandizaga, quien integró el tribunal que unos meses había condenado a los líderes de " Los Monos".

Para los investigadores, la balacera a este inmueble se inscribió en una saga de ataques contra edificios del Poder Judicial y ex viviendas de funcionarios.

El líder de la banda delictiva, Ariel Máximo Cantero, quien purga una condena de 22 años por homicidio y asociación ilícita y otra de 15 por narcotráfico, fue imputado en octubre pasado por ordenar esa balacera desde la cárcel, además de otras seis de las casi veinte que se cometieron entre el 29 de mayo y fines de agosto pasado.

Mientras que el 20 de diciembre se produjo un nuevo ataque a inmuebles cercanos al edificio del Ministerio Público de la Acusación (MPA) y las autoridades de Seguridad nacionales y provinciales lo atribuyeron a grupos mafiosos.

Ése fue el cuarto ataque con características similares ocurridos en un lapso de diez días contra edificios municipales y judiciales, los cuales fueron adjudicados nuevamente a " Los Monos".