Se conoció que la muerte de Marcela Coronel, la enfermera de 33 años asesinada en su domicilio de Longchamps, fue por asfixia.

Si bien presentaba un hachazo en la cabeza, fue la "constricción extrínseca de cuello" lo que derivó en su deceso.

Sin embargo, aún no se conoce data de muerte de la enfermera, que fue ultimada en el living de su casa y luego llevada al galpón donde fue hallada.  

Eso ayudará a los investigadores a develar si es factible la coartada del marido quien dijo que cuando la mataron, estaba trabajando.