Secuestraron celulares y el pasaporte del prófugo.

La vivienda porteña de Pablo "Bebote" Álvarez, líder de la barrabrava de Independiente acusado de extorsionar al entrenador Ariel Holan, fue allanada y los efectivos no lograron dar con su paradero.

En el operativo realizado en la calle Cabrera 3341 del barrio de Palermo, secuestraron elementos de interés como celulares y el pasaporte del prófugo, quien aparece entre las personas más buscadas en la página de Interpol, luego de que el juez Luis Carzoglio dictara su pedido de captura internacional.

En tanto, continúan los operativos en otros puntos de la provincia de Buenos Aires para dar con el paradero del sujeto. 

El hecho investigado ocurrió el jueves de la semana pasada, cuando Holan se retiraba del predio del "Rojo" ubicado en Villa Domínico, y fue abordado por un grupo de barras encabezados por Álvarez, que aparentemente le exigieron 50 mil dólares para ir al Mundial de Rusia 2018.

Esta situación fue denunciada de oficio al día siguiente por Juan Manuel Lugones como titular de la APreViDe (Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte).

Luego, el propio entrenador declaró sobre lo ocurrido ante la fiscal Carballal, quien solicitó al juez Carzoglio que ordene una restricción perimetral por la cual "Bebote" no puede acercarse a menos de 200 metros de Holan, su cuerpo técnico y sus grupos familiares por un período de 180 días.