Un cotejo de huellas dactilares permitió determinar cuál era el cadáver de cada una de las hermanas israelíes asesinadas por el hijo de una de ellas y reveló que Gil Pereg mató a tiros a su tía Lily Pereg, y a golpes a su mamá Prihya Sarousi, antes de enterrarlas bajo piedras y tierra en su propio domicilio de Mendoza, informó en un comunicado el Ministerio Público Fiscal.

Desde el organismo se explicó este mediodía que "a través de un cotejo dactilar se ha podido identificar a quien pertenecen los cuerpos hallados".

"El cuerpo que recibió los tres disparos de arma corresponde a Lily Pereg, su tía, mientras que el que presenta lesiones de golpe o violencia pertenece a su madre, Prihya Sarousi", señala el comunicado.

LEÉ TAMBIÉN: Autopsia reveló cómo fueron asesinadas las hermanas israelíes

En tanto, "de las tres armas que se secuestraron en el domicilio de Gil Pereg, una de ellas (revólver calibre .38) ha sido el arma empleada para causar la muerte (de la tía), dado que el proyectil extraído de la victima Lily condice con esa arma", informaron desde la Fiscalía.

El imputado por homicido agravado y ciudadano israelí radicado en Mendoza, Gilad Pereg (también conocido como Nicolás y como Gil, apócope de Gilad), permanece en la cárcel provincial.

Las hermanas Pyrhia Sarusi y Lily Pereg fueron buscadas por dos semanas y la última persona que las vio con vida fue Gil Pereg.

Gil Pereg había declarado ante la justicia que las había visto por última vez el sábado 12 de enero cuando las mandó a tomar el colectivo de regreso al departamento que alquilaban en el centro mendocino y nunca más las vio.

Luego, cotejos de ADN en muestras de sangre y la ayuda de canes y peritos ayudaron para encontrar los cuerpos de ambas víctimas enterrados en su domicilio, en la localidad de Guaymallén.

Fuente: Télam