La oficial de la policía Bonaerense baleada esta madrugada por delincuentes que intentaron copar a los tiros la comisaría de San Justo, partido de La Matanza, se encuentra "estable" e internada en terapia intensiva, luego de ser sometida a dos operaciones en el hospital Paroissien de Isidro Casanova y derivada a un centro médico de Palermo.

Alejandra Rocío Villarreal, de 25 años, permanece en observación y en estado delicado, acompañada por su familia y amigos, añadieron los voceros.

El jefe de guardia del Centro Médico Integral Fitz Roy, Pablo Molliety, señaló a la prensa que su pronóstico es “reservado” ya que “todas las lesiones en la columna son severas”.

“El proyectil entró por el antebrazo derecho, penetró en el tórax, donde le hizo un hemotórax, después pasó por el diafragma, lesionó el hígado, el riñón, y pasó a través de la vértebra dorsal 12”, afirmó el especialista al dar a conocer a la prensa el parte médico actualizado de la oficial herida.

Molliety dijo que Villarreal se encuentra en “terapia intensiva” pero “consciente”, y que el proyectil quedó alojado “en una parte que ya no compromete órganos”, por lo que no iba a ser extraído.

“Las secuelas siempre en la columna son importantes y la magnitud se ve con el tiempo y si son definitivas o no”, declaró el médico, quien agregó que a la oficial “se le hizo una resonancia magnética” y que, según el resultado, “la va a evaluar el especialista y él va a determinar el tratamiento a seguir”.

En cuanto a las cirugías realizadas, Molliety sostuvo que en el hospital Paroissien de La Matanza se le practicó “la primer laparotomía exploratoria y ahí se hicieron los tratamientos indicados” antes de que sea derivada al sanatorio del barrio porteño de Palermo, aunque no descartó futuras intervenciones quirúrgicas.

De a acuerdo a la información brindada por la institución, Villarreal vive en la localidad de Isidro Casanova y es mamá de una beba de 3 años.

En 2013, cursó sus estudios como cadete de policía en la escuela Vucetich y en 2014, comenzó a prestar servicios en la Jefatura Distrital Este de La Matanza.

Luego pasó a integrar el Grupo de Apoyo Departamental (GAD), se desempeñó en la comisaria oeste segunda de ese partido y desde agosto de 2016, trabaja en la de San Justo.

Según fuentes, al momento de ser baleada, la oficial no llevaba puesto el chaleco antibalas, ya que desarrollaba tareas dentro de la dependencia.