Luis Chocobar, el oficial procesado por ultimar a un delincuente por la espalda, volvió a sus funciones, el pasado domingo, como policía de Avellaneda, luego de permanecer con licencia tras el hecho ocurrido el 8 de diciembre del año pasado en el barrio porteño de La Boca.

A pesar de estar procesado y a la espera de un juicio oral, se supo que el efectivo fue "muy bien recibido" por sus compañeros y miembros de otras fuerzas de seguridad.

Acusado de "homicidio agravado en exceso de la legítima defensa", el juez de Menores número número 1 de Capital, Enrique Velázquez, fue quien procesó al uniformado que abatió al delincuente y, luego, fue ratificado en una instancia superior con un embargo de 420 mil pesos y a un paso del juicio oral.

El caso

Chocobar mató a Juan Pablo Kukoc de 18 años, luego de que éste asaltara y apuñalara diez veces al turista estadounidense Joe Wolek en el barrio porteño de La Boca.

El efectivo, que ese día estaba de franco de servicio, corrió tres cuadras al delincuente y le disparó dos tiros, uno en la pierna y otro en el glúteo. Finalmente, el asaltante falleció a los pocos días en el hospital Argerich.

Hace una semana, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, fue a visitar al policía a su casa junto con la senadora nacional  e Cambiemos Gladys González y el jefe de Gabinete de esa cartera, Gerardo Milman, para apoyarlo y manifestarle que "no está solo"

El encuentro entre Bullrich, Milman y González.


"Visitamos a Luis Chocobar con @gladys_gonzalez y @gmilman. Su caso abrió el camino para que se cambien los prejuicios, y dejen de poner al policía como culpable cuando defiende a la gente. Vinimos a ratificar nuestro compromiso, a decirle que no est. solo", escribió Bullrich en su cuenta de la red social Twitter, donde además subió una foto del encuentro.

Tras este hecho, las autoridades fueron denunciadas