Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Finalmente los pesquisas lograron establecer que el individuo que había sido detenido por el salvaje asesinato de Elizabeth Alejandra Toledo, que se registró el 30 de diciembre pasado en la localidad bonaerense de Virreyes Oeste, en el partido de San Fernando, era el verdadero responsable del tremendo crimen.

El hombre, que trabajaba como sereno en un club de rugby, mantenía una relación sentimental con la infortunada víctima. La mujer de 47 años que padecía un retraso madurativo, apareció salvajemente masacrada a golpes, con signos de estrangulamiento, mordeduras en los brazos y señales de violación. Nuestro sitio web publicó en exclusiva en su momento el escalofriante homicidio.

MIRÁ TAMBIÉN: Hallaron cadáver de mujer masacrado, estrangulado y mordido

Los voceros de los tribunales de San Isidro revelaron que, gracias a las diversas pericias realizadas por los expertos de la Policía Científica y por las diligencias investigativas de la comisaría de Virreyes Oeste (4ª de San Fernando), se determinó que el sujeto, llamado Miguel Saturnino, de 51 años, era el autor del ilícito, de horrendas características y que originó gran consternación.

Macabro hallazgo

Trascendió que el macabro hallazgo se produjo en el segundo piso de una humilde finca situada en el cruce de Boedo y Gorriti, en el denominado Barrio Presidente Perón, a una cuadra del tradicional predio del Virreyes Rugby Club (en el que se desempeñaba el asesino) y a 200 metros de un arroyo, en el citado distrito, en el norte del conurbano provincial.

De acuerdo con lo manifestado por los informantes, el cuerpo sin vida de la mujer presentaba violentos golpes en el rostro, signos de estrangulamiento y también mordeduras en los brazos, para luego comprobarse que había sido abusada sexualmente por el agresor.

Autoridades policiales de la Jefatura Departamental Conurbano Norte y de la Superintendencia de Seguridad del Área Metropolitana de Buenos Aires (Zona Norte) se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

Intervino en la causa la doctora Bibiana Santella, fiscal de Género de San Fernando, dependiente del departamento judicial de San Isidro.

Santella, al respecto y tal como publicamos en nuestro diario, había resuelto algunos días atrás la detención de Miguel Saturnin y a pesar de que había otros 2 hombres en condición de sospechosos, porque aparentemente se asegura que también estos últimos individuos habían mantenido intensos amoríos con Toledo.