El pasado domingo un agente de policía acudió tras un llamado al número de emergencia a un domicilio de la localidad de Cerrito, en Entre Ríos, por una discusión familiar y tras mediar ante la situación recibió un escopetazo que la mató en el acto mientras que quien disparó el arma se quitó la vida de un disparo. 

Ercilio Hernán Cortez, la víctima fatal, era oficial principal de la Policía de Entre Ríos y su ejecutante Raúl Alberto Molaro, se suicidó tras los hechos. 

Según informó el jefe de Policía, Gustavo Maslein "el tiro no era para el oficial, sino para Molaro padre, quien pudo escurrirse y el disparo impactó en el oficial".

Por su parte, el agente Cortez, oriundo de Alcaraz, era padre de dos hijos de 7 y 14 años. En tanto, Molaro tiene antecedentes familiares relacionados con el delito, la violencia y hasta un homicidio.

Tras los hechos, vecinos difundieron mediante la prensa local un video en el que se pueden escuchar ambas detonaciones.

Imágenes con un audio revelador

Ver más productos

Aprender a criar a nuestros hijos

Aprender a criar a nuestros hijos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Ver más productos