Las investigaciones por el femicidio de Nancy Videla, la joven de 31 años que fue hallada muerta y enterrada en la casa del remisero y prestamista Damián Lezcano Mendoza, en Ingeniero Budge, Lomas de Zamora, todavía continúan en curso, luego de que la Policía asegurara que no cree que el supuesto asesino haya actuado solo, por lo que buscan otras personas implicadas en el hecho.

La principal hipótesis de los investigadores se centra en que Lezcano Mendoza no podría haber actuado él sólo para ocultar el cuerpo, debido a su edad de 70 años. En ese sentido, las pericias aún buscan cómplices del crimen, quienes hayan ayudado al femicida a enterrar el cadáver y luego hacer el contrapiso.

El contrapiso bajo el que enterraron a Nancy en la casa de Lezcano Mendoza.

Sumado a la anterior, otra de las sospechas que maneja el Fiscal del caso Marcelo Munilla Lacasa, está relacionada con que dudan que el hombre de nacionalidad paraguaya fue quien le haya partido el cráneo a Nancy.

Por ahora, todo indicaría que, posiblemente, un sobrino de Mendoza fue quien lo ayudó a descartar los restos de la joven oriunda de Santa Fe. Además, sospechan que hubo una tercera persona involucrada en el femicidio.

Damián Lezcano Mendoza, el principal sospechoso del femicidio de Nancy Videla.

Las declaraciones de los vecinos de Lezcano Mendoza

 

En cuanto a las sospechas de más responsables o cómplices del crimen, la Policía maneja el dato de que, según declararon los vecinos del asesino, el hombre “paraba con pibes más jóvenes, que estaban en la vagancia” y que ellos pudieron haberlo ayudado a ocultar el cuerpo de Nancy.

Los vecinos aseguraron que Mendoza abría un salón de fiesta todos los fines de semana en Ingeniero Budge, que el administraba “con tipos más jóvenes”, y que, además, organizaban fiestas y acudía a esos eventos “porque quería ver a las chicas”.

Así hallaron al cuerpo de Nancy Videla

 

El cadáver de Nancy Videla estaba enterrado bajo un contrapiso en una habitación en la casa de Lezcano, a 60 centímetros de profundidad.

Según la autopsia, el cuerpo no fue enterrado inmediatamente después del momento de la muerte, sino que pasaron varios días en los que el femicida pudo haber comprado los materiales y haber hecho el contrapiso.

El momento en que los peritos hallaron el cuerpo de Nancy Videla.

En ese sentido, los investigadores no tienen en claro cómo fue que nadie se haya dado cuenta del olor a putrefacción que tendría que haber emanado del cadáver, luego de las seis horas de la muerte de la joven.

Los reveladores chats entre Nancy Videla y su novio

 

Hace pocas horas, se conocieron los chats de WhatsApp entre Nancy Videla y su pareja, Alan Leguizamón. Allí, los investigadores se dieron cuenta de una llamativa incongruencia. Nancy le había dicho a su novio que estaba esperando el tren en la terminal Constitución de la ciudad de Buenos Aires, cuando en realidad ya se había bajado de la formación.

Las cámaras de seguridad del hall de la terminal identificaron a Nancy en la parada del colectivo 283 a Lanús entre las 17:36 y a las 18:11. Más tarde, el llamado al 911 reveló que la mujer habría parado en una casa de Lomas de Zamora a tomar unos mates, donde luego fue asesinada.

Otro femicidio: los antecedentes penales deMendoza Lezcano

 

Lezcano Mendoza ya tenía antecedentes penales. Sus datos aparecían en la base de datos de La Plata, donde fue acusado de “homicidio simple” en una causa iniciada en el Departamento Judicial de La Matanza, Juzgado de Garantías Nº 2. Por ese delito, estuvo preso en el penal de Olmos hasta el 2005.

Los antecedentes penales de Damián Lezcano Mendoza

El sospechoso había cometido otro femicidio, el de Encarnación Aguilar Pintos, el 14 de agosto en 2002, ocurrido en la localidad bonaerense de La Matanza. En ese momento, la UFI N°2 consideró que se trató de un exceso en la legítima defensa, aunque no está claro cómo sucedieron los hechos.