En las últimas horas fueron difundidas nuevas imágenes en donde se puede ver a dos de los ocho rugbiers asesinos, detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa, en Villa Gesell, comiendo hambursesas, con papas fritas y gaseosa en una casa de comidas rápidas.

Los registros muestran a Máximo Thomsen y a Lucas Pertossi sentados en una mesa, cada uno con su respectiva bandeja de comida.

Según los especialistas, al realizar un zoom o acercamiento en las imágenes se observaría, en las manos de ambos jóvenes, diferentes rastros de sangre.

Por último, según pudo averiguar cronica.com.ar, estos documentos forman parte del expediente de la causa.

El informe de Crónica HD sobre estas fotos