Tucumán está conmovida por un nuevo femicidio, esta vez, el de una joven trans asesinada por su novio, 20 años mayor que ella. La familia del asesino, identificado como Víctor Exequiel Natalio Martínez, de 42 años, se mostró consternada por la noticia aunque hubo una integrante que sospechó que esto podía ocurrir. Se trata de Ángela, la hermana de Martínez, quien reveló detalles de la tortuosa relación que vivían Gala Estefanía Perea, la víctima de 21 años, y Víctor su asesino.

“Había mucha violencia en esa relación, discutían todo el tiempo. No sabemos por qué llegó hasta este punto", confesó. Según contó Ángela, la joven y su hermano estaban de novios hacía cuatro años, desde que ella era una adolescente.

“Mi hermano siempre fue una persona violenta. Él no tenía afecto por nadie. Golpeaba hasta a los perros. Es feo para todos nosotros y sobre todo para mí porque es mi hermano, pero bueno… Él tiene que pagar por el crimen que cometió", agregó.

Aportando más datos de la conflictiva relación que ambos llevaban a cabo, Ángela realató: “Vivía en Famaillá y solamente venía a verlo una o dos veces por semana, generalmente los fines de semana. Durante todo este tiempo, fui testigo de muchas discusiones fuertes e incluso, de hechos violentos por parte de los dos. Era una relación muy violenta”.

La mujer deslizó que el amor de Gala por su hermano “era como un amor obsesivo". "Se aguantaba todo lo que él le hacía. La manipulaba mucho y acá se hacía lo que él decía. Ella podía venir a la casa sólo cuando él lo permitía, y así. Ejercía poder sobre las personas, al igual que con la anterior mujer”, dijo. "Era tan violento que, por otro lado, pensamos que podía pasar en algún momento”, reató.

El ataque a se produjo el domingo cerca de las 20 del lunes en la casa del agresor, ubicada en Eliseo Cantón al 300. El hombre la ahorcó hasta que ella perdió la vida. "Me llamó y fui a su casa. Me confesó que había matado a Gala y que vaya a hacer la denuncia en la Policía. Pude ver a la chica tirada; de forma inocente le pregunté si estaba seguro de que estaba muerta y me dijo que sí. No entendía nada. ¡No podía creer!”, relató sobre el momento posterior al crimen.

Y en su relato, según consigna el diario Contexto, agregó que Víctor se quedó sentado en la vereda mientras ella se dirigió a la comisaría, que queda a unas cuadras. “No lloró ni nada. Cuando llegó la Policía sí, puso cara como diciendo bueno… Esto fue todo”, añadió.

En cuanto a la investigación, Adriana Giannoni, a cargo de la Fiscalía en Homicidios II, pedirá que se caratule como transfemicidio. Gala militaba con el colectivo LGTB que en esa provincia piden por el esclarecimiento del hecho.

Ver más productos

San Margarito Flores, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Margarito Flores

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos