El jefe de la barra brava de Rosario Central'> Rosario Central, Andrés "Pillín" Bracamonte, se encuentra bajo investigación de la Justicia rosarina por el presunto lavado de activos, una maniobra que incluiría la sospechada administración de licencias de taxis en la ciudad santafesina.

El fiscal Miguel Moreno, del Área de Delitos Complejos de la Agencia de Criminalidad Organizada del Ministerio Público de la Acusación (MPA) pidió a la presidenta del Concejo Deliberante, María Eugenia Schmuck, que le envíe una copia de un informe acerca de las presuntas maniobras de Bracamonte "dirigidas a dar apariencia ilícita a bienes de origen ilícito".

Moreno lleva a cabo una investigación sobre lavado de activos en el que habría incurrido el barrabrava y entiende que la información relacionada con las licencias de taxis que supuestamente administra su entorno puede ser clave para la causa, informó el diario La Capital.

En abril de 2020 fue allanada la vivienda de Bracamonte en el country Los Alamos Club de Campo, de la localidad rosarina de Ibarlucea, con motivo de una causa que busca esclarecer el asesinato del policía Cristian Ibarra, el 22 de julio de 2019, por el que fue condenado Ariel “Chanchón” Cantero, uno de los hijos de los líderes de la banda narco Los Monos.

En el operativo policial realizado en la vivienda de Bracamonte fueron secuestrados unos 2.500.000 de pesos y 1.700 dólares que serían las ganancias de la explotación de taxis.

Según información oficial, seis licencias de taxis estarían en poder de familiares de Bracamonte y fueron adquiridas entre el 18 de junio de 2003 y el 31 de enero de 2020. 

Todos los permisos rigen por tiempo indeterminado y cuatro de ellos pertenecen a la ex esposa de Bracamonte y dos, a su hijo.