Tres personas fueron detenidas en un procedimiento policial realizado en la zona rural de la localidad de  Hernando, en el departamento cordobés de Tercero Arriba, donde se secuestraron armas, drogas y otras pruebas que comprobarían que se realizaron  fiestas sexuales.

Según la investigación, los organizadores sometieron a tres adolescentes de 16 años y, al menos una de ellas, habría sido violada. También se determinó que les habrían obligado a consumir los estupefacientes.

El caso explotó por la denuncia de una madre, que vio el labio lastimado de su hija y terminó descubriendo la presunta violación en una sesión de sexo grupal, según informa el sitio lmdiario.com.ar.

En el procedimiento, que se realizó el fin de semana, fueron detenidas tres personas: un hombre de 39 años, acusado de abuso sexual con acceso carnal y, su hijo de 19 y su pareja, fueron imputados como partícipes necesarios.

Si bien, existe la denuncia por abuso sexual en perjuicio de una adolescente de 16 años, otros menores, habrían participado de este hecho, en calidad de víctimas, por el consumo de estupefacientes.

"Fue un procedimiento realmente importante, porque se logró no solamente la detención de estas personas, a las que teníamos sindicadas y con pruebas de cargo suficientes para atribuirle los hechos en contra de la integridad sexual que fueron denunciados, sino que también se produjeron secuestros relevantes de armas y drogas", expresó el fiscal Alejandro Carballo según reflejó el portal Tercer Rio Noticias

El funcionario judicial precisó también que se secuestraron armas y drogas durante el procedimiento.  A su vez, intervino la Fiscalía de Lucha contra el Narcotráfico, y los imputó de presunto suministro de  estupefacientes.

Las identidades de los detenidos fueron proporcionadas por el diario La Voz. Se trata de Sergio Cócolo, de 39 años, ahora imputado de supuesta violación, su hijo Federico Cócolo, de 19 y Dyana Da Silva, de 18.

Federico y Dyana (de nacionalidad brasileña) tienen un hijo de tres meses, por lo que es casi seguro que se dictamine la  detención domiciliaria para la joven. Este miércoles serían indagados, y no se descarta que el fiscal  pueda ampliar las imputaciones y comprometer la situación penal de  los sospechosos.

La chica supuestamente violada sería de la ciudad de Río Tercero; y las otras víctimas, de Hernando.

Los principales aportes surgen de las víctimas adolescentes que concurrían a estos eventos y que no estarían dando todos los datos necesarios para incriminar a los anfitriones de estas fiestas. Incluso, ciertos entredichos habrían motivado la realización de careos, y serían sumados los testimonios de padres. Se desconoce si los menores habrían recibido dinero o estupefacientes a cambio de los eventuales favores sexuales.