Un pequeño de apenas 8 años perdió la vida de forma trágica, luego de recibir un escopetazo por parte de su propia hermana (5), informaron fuentes policiales a este medio.

Según trascendió, los dos menores estaban jugando en uno de los dormitorios de su vivienda, en el cruce de 516 y 235, en cercanías de la Ruta 2, a la altura de kilómetro 45, en la localidad de Abasto. En determinado momento de la noche, encontraron una escopeta de fabricación casera, con la cual se pusieron a jugar.

De repente las risas fueron silenciadas por un fuerte estruendo, el cual provino del arma. Aparentemente, debido al forcejeo, la escopeta se disparó accidentalmente y el proyectil impactó de lleno en el rostro del menor, quien más tarde fue identificado como Brain Mamaniez, el cual murió al instante.

Al escuchar la detonación, la madre de los niños fue corriendo al lugar, pero nada podía hacerse. Si bien una ambulancia arribó rápidamente, el personal  médico constató el deceso del pequeño. Asimismo, miembros de la Jefatura Departamental, a cargo de Javier Martínez, y personal de la DDI y la comisaría 7ª, tomaron intervención en el hecho, según publica diariohoy.net.

El incidente fue caratulado como "averiguación de causales de muerte" y es llevada adelante por la UFI 2. De igual forma, peritos trabajaron en la escena y en la entrada del hogar, ya que los padres del menor habían salido con el niño a pedir ayuda por la zona.