La joven Nahir Galarza, se encuentra detenida desde el último 29 de diciembre y con un preocupante estado de salud emocional luego de haber declarado sobre las circunstancias que terminaron la vida de  Fernando Pastorizzo y mencionado la violencia de género que habría sufrido durante la relación.

Tras las negativas del fiscal, Sergio Rondoni Caffa, de estudiar los hechos que habría padecido Nahir desde el 2015 y acercarle peritos psicológicos especialistas en violencia de género, la defensa decidió presentar como perito de parte a un psicólogo mediático.

Se trata de Gabriel Alejandro Cartañá, que se desempeña como licenciado en Psicología Clínica, orientado en el enfoque humanista. Es perito psicólogo del Poder Judicial y columnista de varios programas de televisión y radio como "Bendita TV", "Implacables", "Informadísimos", "Despedida de solteros", "Bien levantados" y “Ojos que no ven”, entre otros.

El psicólogo fue presentado por la defensa de Nahir.

La intención de la defensa es que se le realice la necesaria pericia psicológica para saber cómo se encuentra la joven que no estaría mostrando buen semblante físico debido a que no colabora para alimentarse correctamente y tampoco desempeña actividad física como lo hacía durante los primeros diez días en prisión.

El Licenciado Cartañá, viajó a la ciudad de Gualeguaychú con el manager Jorge Zonzini, quien junto a los abogados Víctor Rebossio y Horacio Dargainz lo acercaron a la Cárcel de Mujeres para realizar la correspondiente presentación ante la Oficial Romina Moreira.

Sin embargo, mientras Cartañá estaba realizando su charla con Nahir dentro de su celda, apareció una señora de civil que manifestó que la fiscalía solo había autorizado dos horas, dando por terminada la entrevista sin que se le pudieran efectuar la mayoría de los test psicológicos para la pericia.

Zonzini, declaró: "En lo que a mí respecta no me sorprendió mucho porque ya he venido viendo una serie de arbitrariedades absurdas por parte del fiscal. Es sabido que los peritos necesitan tiempo con su entrevistado".

"En todos los penales del país los peritos cuentan con disponibilidad tanto de horario de visita como de tiempo con su entrevistado. El fiscal muestra, una vez, más la hilacha y deja expuesta su falta de sensibilidad no solo humana", concluyó.