Efectivos policiales detuvieron a una mujer quien fue acusada de retener contra su voluntad a una anciana de 78 años a la que cuidaba y de apoderarse del dinero de su jubilación, en un geriátrico de la localidad platense de Los Hornos.

El hecho fue denunciado por la propia victima, una jubilada de 78 años, quien logró ante un descuido de su cuidadora pedirle ayuda a un empleado de la sede de Anses de Los Hornos (de la calle 143 entre 65 y 66), a la que fue llevada para firmar un poder en favor de la acusada.

“La mujer pidió ayuda al empleado y le informó que estaba allí en contra de su voluntad para gestionar un poder en beneficio de su acompañante, quien desde hacía tiempo que se quedaba con el dinero de su jubilación”, revelaron fuentes de la investigación.

Durante su declaración, la mujer manifestó estar "privada de la libertad" y haber sido víctima "de varias estafas por la suma de $14.000".

Notificados de la situación, los directivos del organismo solicitaron la presencia de la policía, que trasladó a la sospechosa a la comisaría 3ra de La Plata a cargo de Cristian Di Giácomo, donde quedó acusada por "privación ilegítima de la libertad y estafa”.

Por su parte, por disposición de la UFI 16 en turno de La Plata se realizó una inspección en la casa de la acusada (ubicada en la calle 68 entre 132 y 133), donde los pesquisas hallaron evidencias que permitieron establecer que la víctima se encontraba alojada allí contra su voluntad, agregaron los voceros.

La sorpresa fue grande cuando los efectivos policiales descubrieron que había otros siete abuelos en las mismas condiciones descriptas por la primera denunciante. Tras el procedimiento, volvieron con sus familias.

En tanto, el lugar fue clausurado por agentes municipales, debido a que no contaba con las condiciones de higiene y seguridad requeridas para su habilitación y funcionamiento. En ese sentido, los investigadores creen que la detenida usaba su casa como "fachada" de un geriátrico y así poder engañar a los jubilados para quedarse con sus ingresos.

Hasta el momento hay una mujer detenida, mientras que también se solicitó el arresto de la hija, por actuar en complicidad. La causa quedó en manos de la UFI N° 8, a cargo del fisval Hugo Tesón, que indagará a la detenida por el delito de "privación ilegítima de la libertad y estafa".