"Volví a ver a mis hijos después de ocho meses en la morgue. Se hizo justicia", enfatizó Aldo Martínez, padre de los dos nenes de 2 y 4 años que tuvo con su ex pareja Nadia Fucilieri, quien mató a los chicos en un doble filicidio que conmovió a Tucumán en octubre de 2017.

El hombre, con lágrimas, se expresó así tras conocer el fallo de prisión perpetua contra su ex mujer, dictado a las 19 de este viernes por los jueces María Fernanda Bähler, Fabián Fradejas y Luis Morales Lezica, informaron este sábado fuentes tribunalicias.

Se trató de la segunda y última audiencia del juicio oral y público por el caso, en el que la enfermera y obstetra fue condenada por doble homicidio, triplemente agravado por el vínculo, alevosía y por la finalidad ulterior de causar sufrimiento a su ex pareja, reportaron medios locales.

Martínez, al referise a los "ocho meses" a los que había estado sin ver a sus hijos previo al doble filicidio, dio cuenta del tiempo que le impidió estar cerca de ellos una perimetral por una denuncia de violencia de género que había efectuado la obstetra.

En enero de 2017, a partir de una discusión en la que él le reprochó el estado de abandono de sus hijos, el hombre le arrojó en la cara la gaseosa que ella tenía en un vaso. Y Fucilieri realizó la presentación en su contra, logrando que le dictaran una prohibición de acercamiento.

Según quedó comprabo en el juicio, entre la noche del 3 y la madrugada del 4 de octubre de 2017, la enfermera salió de su casa de la calle Santa Fe al 1800 de San Miguel de Tucumán y compró en una farmacia unos productos, para regresar a su vivienda y dirigirse a la habitación de sus hijos, Pía del Rosario (2), y Marceliano (4).

La obstetra degolló con un bisturí a sus dos hijos. La primera víctima fue el mayor. Luego fue por la segunda, quien en ese momento pemanecía dormida.

Antes del doble filicidio, la mujer había dejado escrita una nota dirigida a Martínez: “Hijo de puta, ahora vas a sentir culpa... Vas a pagar por cada gota de sangre derramada por tus hijos… No vas a vivir tranquilo nunca… Ni vos ni tu familia”, había redactado en distintos fragmentos del texto.

¿Qué declaró la condenada?

"¡Me da asco lo que está diciendo!", gritó Fucilieri cuando se relató su imputación en la primera audienica del juicio oral y público, el jueves último. Su abogado, de inmediato, la calmó. El letrado luego explicó al tribunal que su defendida no iba a declarar porque estaba “descompensada”.

En la segunda y última audiencia, la enfermera se refirió a la relación que mantenía con el padre de los nenes y aseguró que fue violentada por él. Dijo que, cuando quedó embarazada, se convirtió en la madre que siempre quiso tener. No se refirió al doble filicidio y habló siempre mirando el suelo.

Su defensa procuró que se la declarara inimputable con el argumento de que obró bajo un estado de emoción violenta, por lo que no había sido capaz de comprender el acto criminal que cometía.

El momento en el que declara Fucilieri (Gentileza LV7.com.ar).

La querella, representada por Silvia Furque, pidió prisión perpetua, a lo que finalmente accedió el tribunal para luego ordenar el inmediato traslado de la obstetra a la cárcel de mujeres de Banda del Río Salí, ciudad ubicada en el departamento tucumano de Cruz Alta.

Crónicas Policiales: todas las noticias de hoy