Alejandra Rocío Villarreal baleada esta madrugada por delincuentes que intentaron copar a los tiros la comisaría de San Justo, partido de La Matanza, se encuentra "estable" luego de ser sometida a dos operaciones en el hospital Paroissien, informaron fuentes de esa fuerza.

De a acuerdo a la información brindada por la institución, Villarreal vive en la localidad de Isidro Casanova y es mamá de una beba de 3 años.

Alejandra Rocío Villarreal, la sargenta herida (Facebook).

En 2013 cursó sus estudios como cadete de policía en la escuela Vucetich y en 2014 comenzó a prestar servicios en la Jefatura Distrital Este de La Matanza.

Luego pasó a integrar el Grupo de Apoyo Departamental (GAD) también en La Matanza,  se desempeñó en la comisaria oeste segunda de ese partido y desde agosto de 2016 trabaja en la de San Justo.

Al momento de ser baleada, la oficial no llevaba puesto el chaleco antibalas, ya que desarrollaba tareas dentro de la dependencia, aclararon los voceros.

Teléfonos en las celdas

La fiscal, Patricia Ochoa, dijo que encontraron celulares en los calabozos de la comisaría de San Justo. "Estamos trabajando adentro de la comisaría, con personal de Asuntos Internos  y del Ministerio de Seguridad. Realizamos una requisa en los calabozos y se  secuestraron celulares que no deberían estar allí”, afirmó la fiscal.

Debido al hallazgo de teléfonos en los calabozos es precisamente que trabaja en el caso la Auditoría General Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, a cargo de Guillermo Berra, explicó la fiscal general.