Uno de los heridos por un sable samurai por parte de un hombre al que intentaron asaltar en la ciudad de Córdoba, demandará al Estado por la supuesta atención médica inadecuada del Servicio Penitenciario de Córdoba.

El abogado de Juan Carlos Tolosa, uno de los delincuentes que acaba de recuperar la libertad, confesó que su cliente "perdió prácticamente la movilidad en su mano izquierda", ya que en su momento los doctores que lo asistieron sugirieron una prótesis, la nunca nunca fue colocada.

El polémico hecho ocurrió el 10 de abril de 2015 cuando tres jóvenes de entre 21 y 25 años, ingresaron con fines de robo a un domicilio situado en el barrio Cerro Chico. Los criminales golpearon al matrimonio propietario de la finca, pero en un descuido, el dueño de casa se hizo de una espada tipo "katana".

Así había quedado el delincuente tras la herida defensiva que recibió.

Los ladrones recibieron heridas cortantes de distinta consideración y escaparon, aunque finalmente fueron detenidos y tuvieron que recibir atención médica.

El letrado Meli, se refirió a la liberación de Tolosa y explicó que "al ser condenado se le realizó el cómputo de la pena con lo que podía acceder a la libertad condicional e. diciembre y se le hizo una reducción de 4 meses por el estímulo educativo”.

Todo se definirá en la justicia, aunque según la Justicia, todo se hizo acorde a la ley y todos los ladrones recibieron el auxilio correspondiente.