El propietario de un pequeño negocio de venta de materiales para la construcción sufrió un duro golpe cuando regresó a su casa y se encontró con que desconocidos habían ingresado a su hogar. En total, los delincuentes se llevaron medio millón de pesos (es por la suma de $70.000 y 15.000 dólares sustraídos), y diversos elementos, incluidos dos lechones que tenia en el freezer.

Según detallaron voceros a Diario Hoy, el dueño de la vivienda, ubicada en 12 y 157 y donde también funciona su negocio, regresó a su hogar en horas del mediodía, después de irse de vacaciones. Al llegar, notó que la puerta de ingreso había sido forzada, por lo que comenzó a revisar el interior, descubriendo una gran cantidad de destrozos.

Agentes del Comando de Patrullas de Berisso, al mando de José Coria, se hicieron presentes luego de ser notificados por el damnificado. "Al parecer, antes de viajar, el hombre no activó la alarma del lugar porque dejó en el interior a su perro y temía que este pudiera activarla accidentalmente", aseguró un pesquisa consultado.

Lo cierto es que los malvivientes se apoderaron de gran cantidad de objetos de valor, como así también de mercadería del comercio e incluso de dos lechones que tenía en el freezer. Asimismo, entre dólares y pesos le arrebataron cerca de $500.000 en efectivo.

Si bien peritos trabajaron en la escena, hasta el cierre de esta edición no había pistas sobre los autores del hecho, que deben estar comiendo lechón.