Leopoldo Luque, el neurocirujano que operó y atendió a Diego Maradona en sus últimos días, negó este lunes haber visto al 10 "hinchado" días antes de su muerte tal como lo aseguraban algunos integrantes del entorno del paciente, para lo cual presentó ante los fiscales que investigan el fallecimiento del exfutbolista una foto en la que el "10" estaba almorzando junto a dos de sus asistentes el 20 de noviembre.

El médico, dedicó varias páginas del escrito de 85 hojas que presentó en la Fiscalía General de San Isidro para desacreditar las versiones sobre la “supuesta hinchazón”, relacionada en la causa a un signo del edema que provocó la muerte y que no fue observada por sus médicos personales.

De esta manera, en la página 39 del escrito al que tuvo acceso Télam, Luque señaló: “ninguna de las veces que concurrí al domicilio del paciente corroboré que se encontrara hinchado, como así tampoco noté disnea, taquipnea, utilización de músculos accesorios, ni él me refirió ahogamiento, falta de aire. Siempre me refirió sentirse bien”.



Al mismo tiempo, presentó una foto en la que Maradona está almorzando con dos de sus asistentes personales y -a su criterio- no está hinchado.

Según indicó en el citado documento: "Adjunto una foto, subida por su kinesiólogo personal el día 20 de noviembre al chat Parte Olivos, donde no solo se lo observa bien, sino que además ninguno de los miembros del mismo hizo referencia alguna a verlo hinchado".

En tanto, aclara que "en dicha foto se lo observa almorzando y es evidente que no se encontraba hinchado".