Raúl Loza, el papá de Romina de 32 años que entró a quirófano por una operación de vesícula y salió muerta el 13 de agosto en el Municipal Dr. Héctor J. D'Agnillo de Marcos Paz, está decido a llegar hasta las últimas consecuencias para que lo que pasó con su hija "no quede impune".

Ya se contactó con el abogado Fernando Burlando con quien se reunirá la semana que viene. Tanto Raúl como su yerno se van a presentar en el expediente abierto en la fiscalía de Mercedes como particulares danmificados.

"Nosostros tenemos pruebas que ella no era alérgica. A su hija la tuvo por cesárea y tenía una operación de garganta sin nigún problema. En los medios locales el director dijo que tuvo una alergía y se descompesó. No es cierto, hubo negligencia. La autopsia determinó que le perforaron el esófago en la reanimación", afirma el papá de Romina que tenía una hija de 8 años. 

"Ella estaba sin dolor, tenía esos cálculos que cada tanto le generaban dolores y le dijeron que era mejor sacarlos. Desde que a mi yerno el cirujano le dijo del fallecimiento ningún médico  más se comunicó con él. Conmigo en ningún momento lo  hicieron", sostiene Rául. 

 

"Mi hijo había trabajado mucho tiempo con el que era el director del hospital y tuvo que renunciar por un caso de mala praxis pero sigue trabajando ahi, lo llamó pero le cortó. Ni el intendente Ricardo Curuchet ni nadie del municipio se comunicó con nosotros", afirmó.

"Si se acercaron consejales y nos dijeron que van a pedir la renuncia de la Secretaria de Salud  y de todos los que estaban dentro del quirófano. La fiscalía llamó a mi yerno, la causa está iniciada en Merdeces", cuenta el papá y agrega: "nosotros vamos a accionar legalmente. Pero queremos que se sepa a nivel nacional lo que está pasando. En el hospital se murieron 13 personas por mala praxis desde 2018, la gente es muy humilde, no tienen recursos para llevar las causas adelante"

Raúl dice que está fuerte "para conetener a a la familia, trato de no demostrar. Es muy dificil  convivir con un dolor tan terrible".

"Mi hija vivía casa de por medio, la nena está mucho con nosotros. Está en tercer grado. Sus maestras la vieneron a ver y ella pidió volver a la escuela. Es muy consciente de todo lo que pasó, ella estaba ahí con nosotros mientras operaban a su mamá", cuenta. 

 

"Mi esposa es la que la está pasando peor. Romina era muy compañera de ella. A pesar de que ya era adulta le avisaba todo a su mamá", agrega.

"Lo material a mi no me interesa, no me van a arreglar con plata. No queremos que quede impune . A mi no me van a chantajear con dinero", asegura.

 

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

 

 

Ver comentarios