La mujer fue hallada en la localidad de Parque Barón.

 

La mujer que fue hallada muerta debajo de una heladera en un arroyo del partido bonaerense de Lomas de Zamora no presentaba lesiones y los médicos forenses que hicieron la autopsia no pudieron determinar la causa de muerte, informaron este martes fuentes judiciales.

A seis días del hallazgo, los investigadores tampoco habían logrado aún identificar a la víctima, por lo que los peritos le amputaron las manos al cadáver para que expertos en necropapiloscopía intenten regenerar las huellas, ya que por el estado de putrefacción no se habían podido obtener improntas dactilares aptas para un cotejo.

Los voceros indicaron que durante la operación de autopsia los médicos de la morgue judicial de Lomas de Zamora no encontraron lesiones visibles, por lo que se extrajeron diversas muestras de tejidos y vísceras para los estudios complementarios.

Lo que sí hicieron los forenses fue estimar la edad de la víctima entre 20 y 25 años y acortar la data de muerte que en principio había sido estimada en una semana y ahora, en la autopsia, fue calculada de tres a cinco días antes del hallazgo, ocurrido el miércoles pasado.

El fiscal a cargo de la causa, Lorenzo Latorre, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Lomas de Zamora, esperaba que la policía obtuviera algún testimonio que colabore con la pesquisa, ya que hasta el momento no se presentó ningún testigo que haya podido precisar cuándo fue abandonada la heladera con el cuerpo.

El hallazgo se produjo alrededor de las 11 del miércoles pasado, en el Arroyo Del Rey y su cruce con la calle Florencio Sánchez, en la localidad de Parque Barón, del ya mencionado partido del sur del Gran Buenos Aires.

El cuerpo fue divisado por un joven que merodeaba la zona en búsqueda de chatarra y cobre y llamó a la línea de emergencias 911.

El cadáver se encontraba debajo de una heladera blanca marca "Gafa" de dos puertas y la sospecha de los investigadores es que quien desechó el cuerpo lo trasladó dentro de ese electrodoméstico, probablemente en algún vehículo de carga.

Según esta hipótesis, cuando arrojaron la heladera al arroyo, la puerta principal se abrió y el cadáver quedó boca abajo en ese sector de poco caudal en el arroyo.

La mujer fallecida apareció vestida con calzas negras, remera clara, un corpiño negro y estaba descalza.

Fuente: Télam