Un joven de 24 años, que estuvo varios días luchando por su vida tras chocar contra un cuatriciclo UTV, murió en el hospital de de la ciudad de Pinamar y su familia decidió donar los órganos.

Fuentes policiales indicaron que la víctima se llamaba Matías Mares, vivía en la zona norte bonaerense y había llegado hasta Cariló para pasar unos días de descanso.

Por causas que se investigan, Mares chocó con un vehículo UTV en una zona de médanos el domingo pasado por la tarde. Según el parte policial, quien manejaba el vehículo 4x4 es Laureano García, de 45 años, que vive en el partido de Ezeiza.

Según las versiones predominantes, el conductor del UTV habría escapado del lugar y, según consta en la causa, se presentó al día siguiente del accidente ante las autoridades policiales.

Operación y muerte cerebral

Mares fue trasladado al hospital de Pinamar donde fue operado por lesiones en la cabeza pero la salud del joven se complicó durante los días de internación y en la mañana de este jueves se dictaminó que tenía muerte cerebral, y ahí la Justicia autorizó la donación de órganos (corazón, hígado y riñones).

Interviene en la causa la Fiscalía 5 de Pinamar y desde el entorno del joven, comenzaron a solicitar ayuda a posibles testigos del hecho para que testifiquen en la causa que cambió de carátula a raíz de la muerte del joven.