El futbolista Nahuel Zárate se negó a declarar ante el juez Guillermo Rongo por la muerte de dos hombres tras chocar el taxi en el que viajaban este domingo en General Paz y Roca. En una entrevista previa con su abogado, el jugador dijo no recordar qué pasó. El letrado también dijo a la prensa que vio al ex jugador de Boca, Godoy Cruz y Atlético Tucumán en una crisis de angustia y llanto.

Zárate está detenido por homicidio culposo y por consejo de su defensor, Rodolfo Baque, no declaró. La indagatoria es un acto de defensa y no se está obligado a dar la versión de los hechos ante el magistrado. El ex Boca conducía a alta velocidad y chocó el domingo a la madrugada a un taxi y provocó la muerte de dos personas de 54 y 55 años.

La colisión fue registrada por las cámaras de seguridad. El futbolista, actualmente sin club, fue aprehendido luego de embestir con su Volkswagen Scirocco al taxi en el cruce de la Avenida General Paz con Madariaga, en Villa Riachuelo. Nahuel Zárate continuará preso.

Aunque había trascendido que se había opuesto a hacer el test de alcoholemia, su abogado aclaró que "si bien en un primer momento se negó a la pipeta porque se encontraba aturdido", luego se le había realizado un examen de sangre para corroborar si había rastros de alcohol u otras sustancias en su cuerpo.

En relación a lo que se ve en las imágenes, Baque advirtió que "se debe esperar a conocer las pericias", antes de hacer cualquier conjetura. "Si mañana (por este martes) la pericia demuestra que Zárate iba dentro del límite permitido de velocidad y que se desvaneció, las cosas cambian", expuso.

"Entiendo que debería ser excarcelado Zárate, nosotros vamos a pedir la excarcelación y será el criterio del juez el que determine si concede el beneficio", manifestó el jurista a la prensa. "Los homicidios culposos son excarcelables porque la persona no quiere matar; si esa es la calificación, la excarcelación corresponde", sostuvo.

Tras el accidente, Zárate fue trasladado por el SAME al Hospital Santojanni, con traumatismos varios, sin pérdida de conocimiento. El futbolista de 25 años ya fue dado de alta y permanece detenido a la espera de lo que disponga la Justicia. Las imágenes del accidente fueron difundidas por los medios de comunicación y en las redes sociales, lo que generó gran impacto. Las víctimas eran dos amigos, y murieron en el acto tras el impacto.

No se descarta que cuando Zárate esté en condiciones de declarar lo haga, el consejo de su abogado de no hacerlo fue en relación al estado anímico en que se encontraba.