Como saldo de una persecución de un kilómetro, los efectivos policiales lograron detener a dos individuos, de 33 y 15 años, quienes aparecen sindicados de ser integrantes de una banda de asaltantes. El suceso ocurrió en la zona sur del conurbano bonaerense y se cree que otros tres miembros de la gavilla se dieron a la fuga. En poder de los marginales apresados, que se desplazaban en un automóvil robado, se incautó un arma de juguete.

Los voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que los hechos comenzaron cuando uniformados del Comando Patrulla (C.P.) trataron de identificar a varias personas, que se encontraban en actitud sospechosa en una finca situada en la calle General Iriarte al 1100, casi en el cruce con Carlos Casares, en la localidad de Temperley.

 

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, al ver a las autoridades, los sujetos abandonaron la vivienda y huyeron rápidamente a bordo de un Chevrolet Cruze, el cual tenían estacionado a pocos metros del domicilio.

Por este motivo, se generó una persecución de diez cuadras y, al cabo de un operativo cerrojo, los pesquisas consiguieron interceptar al coche en la esquina de Mahatma Gandhi y Bernardino Rivadavia, oportunidad en la que dos de los hampones, de 33 y 15 años, fueron reducidos, hallándose en su poder una pistola de utilería.

 

Servidores públicos destinados en la comisaría de Villa Galicia, en cuya jurisdicción aconteció el episodio, comprobaron que el vehículo utilizado por la banda de malvivientes había sido sustraído, el sábado pasado, en el mismo vecindario. Además, se estableció que el mayor de los arrestados tenía pedido de captura por “Robo agravado” y que era requerido por funcionarios de la Justicia.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios