El juez federal de Quilmes, Luis Armella, acusa a el "Pata" Medina de ser coautor penalmente responsable del delito de lavado de dinero “proveniente de un delito precedente agravado por haberse realizado como miembro de una asociación o banda formada para la comisión de hechos de esta naturaleza”. 

Además, en otra resolución, rechazó un pedido de nulidad de la detención que había hecho la defensa de Medina, a cargo del abogado Víctor Hortel.

Se trata de la segunda prisión preventiva dictada en pocas horas para el ex hombre fuerte de la Uocra de La Plata, detenido desde hace tres semanas por “lavado de activos”, “extorsión”, “asociación ilícita” y “coacción agravada”, y por amenazar con “prender fuego” la provincia de Buenos Aires si caía preso. 

Ayer, el juez de garantías de La Plata, Jorge Moya Panicelo, decidió dictarle la prisión preventiva junto a otras nueve personas, entre ellas su esposa e hijos, por “asociación ilícita”.

El dictamen del juez federal quilmeño alcanza también a Cristian Medina y a David García, hijo y cuñado del ex titular de la Uocra platense. 

Ambos fueron también procesados con prisión preventiva como coautores “del delito de asociación ilícita en concurso real con extorsión”, y el juez los embargó por 50 millones de pesos a cada uno.

En un fallo de 173 carillas, Armella dejó en claro el rol que le imputa a “El Pata” en la organización criminal investigada. En uno de los pasajes, se explica que Medina sería “jefe y organizador” de “una posible organización criminal”. 

El juez subraya que el sindicalista, junto con su hijo Cristian, y con su cuñado David García, “tendrían por objeto la extorsión en forma coordinada y sistemática a distintos empresarios, principalmente del rubro de la construcción”. 

Medina permanece tras las rejas desde el 26 de septiembre pasado, cuando fue detenido luego de haberse mantenido atrincherado en la sede platense del gremio por más de ocho horas, mientras se realizaban más de 30 allanamientos en propiedades vinculadas al gremialista.