"Nunca imaginé, mas allá de las peleas cotidianas, que hiciera semejante horror. Le destrozó la cabeza a mi esposa, a la madre de sus hermanitas, no pensó en nada”, dijo Víctor en una entrevista televisiva, en la que detalló que su hijo vivía con él, su mujer Mirtha Beatriz Ayala (51) y las dos niñas que tenía con ella.

El hombre aún perplejo por el desenlace violento al que llegó la situación, contó que su hijo "tenía muchos problemas porque prácticamente se crió en la calle, se escapaba de acá, de la casa de la madre y dormía en las estaciones”.

Víctor aseguró que a pesar de todo su mujer lo quería, lo presentaba como su propio hijo y hasta le había dado una extensión de su tarjeta de crédito para sus gastos, por lo que no puede comprender cómo actuó de esa manera e, incluso, tuvo la “sangre fría” para baldear la escena del crimen.

"No tengo ganas de verlo ni de tener ningún contacto. Ya no tengo más hijo, para mi se terminó (...) le destrozo la vida a mis nenas, a sus otros hijos (tres anteriores que la mujer tenía de otra pareja) y a mi”, expresó.

"Que él pague con la Justicia, que se pudra en la cárcel, otra cosa no puedo desear por más que sea mi hijo. Nunca pensé que tenia un monstruo en m. casa, a un asesino”, concluyó Víctor.