La Justicia de Entre Ríos confirmó el procesamiento de once personas por el presunto abuso sexual de tres hermanitos. Entre los acusados se encuentran la madre de los chicos, parientes y un comisario general de la Policía provincial, actualmente retirado.

Tras varios años de permanecer la causa paralizada, la fiscal Laura Catáneo reinició la investigación y en agosto pasado el juez Gustavo Maldonado dictó los procesamientos, que fueron apelados, pero finalmente fueron confirmados por el Tribunal número 2 de Paraná.

Las víctimas fueron abusadas por su propia madre, los abuelos y un tío, para luego ofrecerlos a otras personas en medio de "rituales" celebrados con alcohol

Según la investigación, los hechos se habrían registrado en la localidad entrerriana de Oro Verde, entre 2005 y 2011, cerca de Paraná. Las víctimas son tres hermanos, dos nenas y un nene, que en el momento de los hechos más graves tenían entre 5 y 7 años.

La decisión fue confirmada por el Tribunal número 2 de Paraná.

Uno de los acusados es el comisario general retirado de la Policía entrerriana Mario René Wolff Furlong, que en el momento de los hechos se encontraba en actividad.

De acuerdo con las averiguaciones realizadas por el sitio El Once, los hermanitos fueron abusados por su propia madre, los abuelos y un tío, para luego ofrecerlos a otras personas en medio de "rituales" celebrados con alcohol.