Natalia Andrada murió por un borracho que corría una picada.

El detenido por atropellar, matar y abandonar a Natalia Andrada y dejar en estado delicado a Carlos, su primo, tendrá los agravantes en su condena por exceso de velocidad, abandono de persona y exceso de alcohol en sangre.

La carátula de la causa figura como "homicidio culposo" y el detenido continua en la comisaría primera de San Martín con intervención de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 4 del Departamento Judicial de local. 

El incidente ocurrió cuando salían en la madrugada de un boliche bailable situado en Avenida Perón, entre Ballester y Caseros. 

Los familiares contaron ante las cámaras que la tragedia sucedió cuando los primos salieron del boliche Bus y observaron que unos conocidos se peleaban en la vereda de enfrente. 

Cuando Natalia y Carlos intentaron evitar la pelea, fueron atropellados por uno de los dos autos, de marca Fiat Mobi de color blanco, que pasaban a importante velocidad por la puerta del local bailable.

Natalia Andrada murió en el lugar, su primo fue trasladado al Hospital Eva Perón con graves heridas y lucha por su vida en terapia intensiva. 

Ramona, la madre de la mujer que perdió la vida a manos del conductor alcoholizado declaró:

 "Ella sólo quería divertirse y terminó muerta"